El ajo de hemorroides, Ajo – una de las primeras plantas

Ajo – una de las primeras plantas domesticadas por el hombre y comenzó a crecer. Sus propiedades medicinales eran conocidos en la antigüedad, cuando el cultivo de la agricultura podría haber ninguna duda. En las primeras fuentes en referencia a su gusto cáustica, olor acre y propiedades curativas realmente sorprendentes. En este caso, el ajo se utiliza con bastante éxito para combatir diversas enfermedades, uno de los cuales es hemorroides. Uno de los medios, sobre la base de la preparación de los cuales es el ajo, vino a nosotros de los cosacos. En relación con su forma de vida, que a menudo se convierten en víctimas de esta enfermedad insidiosa. Para utilizar esta herramienta, usted necesita tomar un recipiente metálico de baja en la parte inferior de los cuales debe poner el adoquines o ladrillo climatizada, que está salpicado de ajo finamente picado o rallado.

Como el ajo calefacción empieza a echar humo o incluso quemar. A continuación, la persona enferma debe sentarse en la parte superior del baño de humo resultante, cuando se enfría necesita ser calentado de nuevo la piedra. Por cierto, los cosacos a menudo utilizado dos latas – en una sola sesión, la otra se preparó para su hogar. Alivio y alivio del dolor mediante este procedimiento llega casi al instante, pero para un impacto profundo y prevenir una recurrencia deben realizarse al menos 10 procedimientos. La segunda receta es el ajo, que ayuda a hacer frente a las hemorroides, es como sigue: unos dientes de ajo pelados frotaron con un rallador o carne picada (de preferencia dos veces).

La mezcla de ajo resultante se debe mezclar con la mantequilla sin sal fresca, ablandado previamente. Además, cuando una hoja convencional de papel en blanco formar velas pequeñas, que deben enfriar en el refrigerador hasta por el tiempo que puede ser de forma segura sostener. Vela se debe insertar en el ano antes de acostarse no es aconsejable para cosechar estas velas para el futuro – de hecho toda la eficacia reside en su frescura. A pesar del hecho de que el medio es bastante simple, es muy eficaz – alivio de muchos pacientes se produce después de 3-4 tratamientos.

El tercer método no requiere tratamiento previo – todo lo que necesita hacer es pre-pelado dientes de ajo de la cáscara. Ellos deben ser administrados en el recto y se deja allí por un largo tiempo. Después de que el clavo se sale (por lo general ocurre durante la defecación), el procedimiento se repitió durante 3-5 días. Si una sesión no es capaz de deshacerse por completo de las hemorroides, se recomienda repetir el procedimiento después de 10 días. Para la prevención de la recurrencia de las hemorroides, se puede recurrir a este método, 3-4 veces al año. Una herramienta muy eficaz en la lucha contra las hemorroides es un baño de vapor con leche, la cebolla y el ajo.

Llevar a cabo este procedimiento se recomienda inmediatamente después del acto de la defecación y la espeleología. Para preparar el baño de vapor que necesita – 1-2 litros de agua o leche, 300-400 g de ajo o cebolla finamente picada o rallado. Simmer esta mezcla libración más de una hora desde el momento de ebullición, después de lo cual el hierro se sustituye por una cubierta de madera con un agujero.

Con la ayuda de chorros de vapor ano calentar el mayor tiempo posible. Durante el tratamiento con este método, es necesario tomar un laxante suave, y después de cocer al vapor ano lubricado con ungüentos especiales. Muchos pacientes notan efecto inmediato, mientras que el número de procedimientos que serían necesarios para completamente deshacerse de las hemorroides, es dictado por la necesidad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*